Tarta templada de mandarina y cardamomo.

TARTA TEMPLADA DE MANDARINA Y CARDAMOMO

Ingredientes:
-250 ml. De zumo de mandarina.
-piel rallada de dos mandarinas.
-1 masa brisa o quebrada.
-3 huevos enteros y una yema.
-125 g. de azúcar.
-125 g. de mantequilla.
-1 cucharada de harina de maíz.
-semillas de cardamomo.
-1 trozo de jengibre fresco rallado.
-virutas de chocolate para decorar.

1º Se cubre un molde con la masa brisa, se pincha con un tenedor y se hornea a 180 grados centígrados, 10 minutos cubierta con papel de aluminio y 5 más destapada.

2º En una sartén se calienta suavemente una cucharada de semillas de cardamomo con la piel de la mandarina. Se agrega el zumo y en cuanto hierva, se apaga el fuego y se deja 10 minutos.

3º Se baten los huevos y la yema con el azúcar y se cuecen al baño maría. Se retiran nada más empiecen a espesar y se añade la mantequilla y la harina. Se bate un poco y se deja enfriar.

4º Se vierte la mezcla en el molde y se hornea 18 minutos a 200 grados centígrados. Se sirve aún templada con el jengibre rallado y unas virutas de chocolate.

Anuncios

Comer conscientemente 1ª parte

Cuando decidí cambiar mi dieta por la vegetariana, no solo cambié la dieta, sino también la manera de vivir ese cambio. Tuve la suerte de que llegara a mis manos unas técnicas maravillosas sobre como aprender a comer y vivir esta experiencia desde una manera interior, tal vez por mi educación espiritual me sentí integrada rápidamente en este sistema de vivir la comida. Hoy traigo a este trabajo no como forma de convencer a nadie sobre los beneficios de la dieta vegetariana, que las tiene, sino porque le será beneficioso a quien le pueda interesar.

COMER CONSCIENTEMENTE por Karma Yeshe Drolma

1ª parte.

¿Después de ver el titulo, has seguido leyendo?…Seguro que quieres tener más paz y felicidad en tu vida. Creo que te gustará seguir leyendo, porque quiere decir que tienes el valor y el sabor de cuestionarte qué significan “Comida” y “Consciencia”. Aprender a comer y vivir tranquilamente es clave para disfrutar de una vida sana y en paz. Una visión yóguica sobre la nutrición y la dieta es que debemos comer el máximo de comida fresca, orgánica (ecológica) y viva posible, evitando causar sufrimiento a cualquier ser…¡incluyéndonos a nosotros mismos!

Tres cuartas partes del mundo pasan hambre y un tercio está sobrealimentado. Tenemos dos epidemias: el hambre y la obesidad. Comer demasiado mal y no moverse es algo que está matando a nuestra sociedad. Empezamos cada año dietas y programas de adelgazamiento: el mundo gasta cada año unos 50 billones en perder peso para poder sentirse mejor consigo mismo mientras la otra parte de la humanidad necesita esa comida para sobrevivir o simplemente para vivir un poco mejor.

Muchos estamos sometidos al ciclo del deseo, la culpa y la vergüenza. Pasamos horas y horas preocupados por todo, contando los minutos que nos faltan por vivir, sin tiempo para hacer ejercicio, desconectados de las acciones cotidianas que conforman nuestra vida.
Presentamos este texto con la intención de abrir algunos artículos con ideas y herramientas prácticas e incluyendo un plan personalizado que nos ayude a marcar objetivos nutricionales y un plan sobre vida consciente. Vamos a conocer algunas de las causas-raiz que nos pueden guiar en la transformación de nuestra alimentación.

“Comer Conscientemente” pretende mostrarnos, de manera fácil, cómo llevar la práctica de la meditación a la alimentación e integrar el yoga y el movimiento en todas las áreas de nuestra vida. Ser consciente y presente es parte de nuestro estado natural original.

El señor y el valor de la consciencia en el alimento

Comer conscientemente es una sensación de plenitud:

*Nos sentamos bien, con la espalda recta.
* Somos conscientes de las personas que nos acompañan en la mesa.
* Somos conscientes de la comida que hay en nuestros platos.
* Somos conscientes de nuestra respiración y hacemos del conjunto una práctica plena.

Cada bocado de comida es una partícula del cosmos; cuando tomamos una pieza de fruta o un guisante, lo vemos sólo medio segundo antes de meterlo en nuestra boca. Cuando comemos conscientemente miramos con atención la zanahoria o la ensalada y tratamos de reconocerla como un trozo de universo.
Sólo tardamos una fracción de segundo en engullirla sin pensar y una eternidad en comprender nuestros vínculos profundos con ella.
Cuando somos conscientes de la vida, en general somos conscientes también de que todo lo que tenemos en este momento es algo que plantamos en el pasado. Todo lo que tenemos en el plato en realidad lo estamos recogiendo y al ponerlo en nuestra boca, lo que estamos incorporando a nuestro cuerpo es mucho mas que alimento.
Y cuando miramos una zanahoria o un guisante, podemos ver todo el cosmos en ellas. El sol que lo hizo crecer, la tierra de la que surgieron, el agua que los regó…Vemos que el cosmos ha venido a nuestro plato para servirnos de alimento. Si además sonreímos antes de ponerlo en nuestra boca, agradecemos: ¡mucho mejor!.
“No pongas nada en tu boca antes de meditar en ello… igual que harías con tus proyectos, preocupaciones o tus miedos, solo hay que ser conscientes antes de poner el alimento en la boca”.
“No mastiques tus proyectos, ni tus ideas, ni tus preocupaciones, ni tus expectativas…¡mastica sólo la zanahoria!” Procura ser capaz de vivir, vivir el momento presente, e aquí y ahora. Es simple pero se necesita un entrenamiento profundo para disfrutar sólo de este trozo de zanahoria. Esto es el milagro.

¿Vegano? Esta lista de supermercado podría ser una gran aliada para una variada dieta sin carne.

484034091

Puede que finalmente te hayas decidido por llevar una dieta vegetariana o vegana y ahora tengas algunas dudas al momento de ir al supermercado o qué cocinar e incluso quizás ya llevas años siguiendo una dieta vegetariana o vegana pero llegaste a ese momento en el que sueles comprar prácticamente lo mismo cada vez porque admitámoslo…ponerse creativo con la comida puede ser un reto bastante exigente sobre todo si cuentas con poco tiempo.

Una cocina vegana bien surtida puede hacer la diferencia entre algo aburrido y algo con sabor cuando se trata de cocinar y comer a base de plantas. Y a diferencia de lo que muchos piensan, llevar una dieta vegetariana o vegana no significa sacrificar los placeres para cocinar y comer. Por el contrario, con los ingredientes adecuados, una dieta vegana puede ser tan sustanciosa como cualquier otra.

Así que esta vez compartimos con ustedes una lista de supermercado para ayudar a aquellos que recién se inician en esta filosofía de vida y para aquellos que ya la dominan pero necesitan un recordatorio de la variedad de alimentos que tienen a su disposición. Los elementos enumerados en ella se dividen en tres categorías básicas:

1. Los ingredientes que pueden sustituir a los homólogos de origen animal

2. Los ingredientes para darle más sabor a los platos a base de vegetales

3. Los ingredientes que darán los nutrientes necesarios que una dieta vegana pueda requerir.

Aunque sabemos que la lista no está 100% completa, sí tiene varias alternativas para empezar y que te servirán de referencia:

1. Lácteos

Leches alternativas: de almendra, de soja, de arroz o leche de cáñamo.

Mantequilla: Busca versiones no hidrogenadas.

Queso sin leche: Lo puedes hacer en casa Dimensión Vegana te enseña con vídeos explicativos. Pero si no tienes tiempo, Tanto en Pleyades como en Veggs o La casa Natural tienes diversas opciones.

Queso crema: La marca Tofutti hace un queso crema aceptable.

Crema agria: Una vez más, Tofutti.

Yogur de soja: Buena fuente de probióticos.

2. Proteína

Roast: Para los que no pueden vivir sin un asado. En La casa Natural.

Tofu: Suave para batidos y postres; medio o firme para cocinar.

Tempeh: Sustituto de la carne a base de soja.

Seitán: Sustituto de la carne hecha de gluten de trigo; con una gran textura y un buen aporte de proteínas.

Hamburguesas vegetales congeladas: Hacer tus propias hamburguesas es mejor, pero estas son convenientes en caso de estar en apuros.

Edamame: Los garbanzos frescos (o congelados) de soja pueden servir como una rica comida o un snack alto en proteínas.

Frijoles: Secarlos y cocerlos en casa es lo más barato y lo más sano.

Garbanzos: En adición a los fríjoles, porque son más versátiles.

Semillas: Sésamo, girasol, amapola, calabaza, chia… todas son ricas en proteínas y en grasas saludables.

Nueces: Porque necesitas proteínas.

Mantequillas de frutos secos: Porque, ¡querrás crema de cacahuete !

Castañas de cajú: Además de los frutos secos, ya que pueden ser remojadas y utilizadas de muchas maneras.

3. Granos

Arroz integral: Deja de utilizar arroz blanco y consume más el integral para una mayor nutrición.

Quinoa: Una de las pocas proteínas perfectas de origen vegetal. También hinchado para vuestros desayunos.

Avena en hojuelas: Excelente para el desayuno.

Sémola de grano entero: Porque es abundante y deliciosa.

Cuscús de trigo integral: Más nutritivo que el regular.

Pastas multigranos: Las de trigo entero o las de mezclas de leguminosas ofrecen más nutrientes y no hacen saber todo a cartón.

Pan y tortillas germinadas:

4. COCINA

Agar: Sustituto vegano para la gelatina.

Levadura nutricional: Muy agradable al paladar; se puede utilizar como el queso parmesano.

Pasta de miso: Excelente para añadir sabor a las verduras y un gran sustituto de la anchoa.

Caldo de verduras: Busca las orgánicas y fíjate en el contenido de sodio.

Consomé de verduras: Una buena forma de hacer un buen caldo.

Pasta de tomate: Una gran y sorprendente fuente de hierro.

Champiñones secos: Como los porcini por ejemplo, le añades un sustituto de carne a sopas y guisos.

Tomates secos: Fantástico para añadir textura y sabor.

Alcaparras: Dale un buen toque de sabor a tus comidas.

5. Hornear

Sustituto de huevo en polvo: para agregarle a tus recetas que van al horno.

Semillas de linaza: También sirve como un sustituto del huevo utilizado para hornear.

Semillas de Chia: Para postres nutritivos y como sustituto del huevo.

Gluten de trigo: Actúa como aglutinante y también aporta proteínas.

Aceite de coco: Excelente para reemplazar la mantequilla en algunas recetas.

Manteca vegetal: no hidrogenada, como la de Spectrum.

Jarabe de agave: En lugar de miel.

Miel de maple: También para reemplazar la miel.

Melaza: Fantástica fuente de hierro.

6. Condimentos

Mayonesa: Puedes hacerla en casa en caso de que no encuentres una alternativa vegana en tu supermercado. Pero en Veggs o en los herbolarios la puedes conseguir.

Líquido concentrado de proteína: concentrado de proteína líquida, con un delicioso sabor a salsa de soja.

Sriracha: que es una salsa picante de origen Thai; otras salsas picantes favoritas.

Harissa: Pasta de pimiento picante de Túnez; hace que cualquier comida sepa deliciosa.

Tahini: Pasta de sésamo que se puede utilizar como condimento o en la preparación de recetas del Oriente Medio.

Kimchi: Gran fuente de probióticos, si no te gusta el yogur de soja.

Chucrut: Será una sorprendente fuente de beneficios para tu salud.

 

10 formas de cocinar con harina de garbanzo (excelente antidepresivo)

harina-de-arroz-con-Thermomix-4

La harina de garbanzo o besan es harina fina hecha con garbanzos molidos, muy apreciada en la cocina hindú, en la que podemos encontrar multitud de platos con este ingrediente como protagonista.

Es rica en proteínas (~25%), fibra (~10%), ácido fólico, magnesio, hierro y omega-6.

Uno de los principales atractivos de esta harina es su textura cremosa al mezclarla con líquidos, y su poder aglutinante en la cocción. Por eso se puede utilizar como sustituto del huevo, hace de ligante, apelmazante y cohesionador de la masa. No contiene gluten, por lo que no es tan elástica, pero sí muy cremosa. Además aporta color amarillo y sabor a garbanzo. En algunos platos, como tortillas y similares, si no deseamos el sabor a garbanzo se puede añadir una pequeña cantidad de zumo de limón o vinagre.

Aquí algunas ideas para aprovechar la harina de garbanzo:

  1. Tortilla de patatas sin huevo. Tortilla-de-patatas-sin-huevo-9

La harina de garbanzo es un sustituto excelente del huevo en las tortillas de patatas. Basta con hacer una mezcla de harina y agua con una consistencia similar a la del huevo para lograr tortillas excelentes, cremosas y jugosas, ya sean de patatas o francesas.

Receta básica:
Ingredientes: 600 g de patatas, 85 gramos de harina de garbanzo, 15 ml de vinagre de manzana, 50 ml de leche de arroz/avena/almendras, 2 cucharadas de almidón de maíz (maicena), 250 ml de agua, 1/2 cucharadita de sal y aceite de girasol para freír.

Elaboración: Pela las patatas, lávalas y córtalas en rodajitas finas. Calienta abundante aceite en una sartén y fríe las patatas a fuego medio, moviéndolas y dándoles la vuelta de vez en cuando. Cuando estén tiernas sácalas a un colador para que escurran el aceite sobrante.

Para hacer la mezcla de “huevo” pon en un bol o en la batidora la harina de garbanzo, vinagre, leche vegetal, maicena, agua y sal y bátelo todo 2 minutos o hasta que quede suave y homogénea. Mezcla las patatas con el líquido. Calienta un poco de aceite de oliva en una sartén para tortillas mediana y vierte la mezcla. Repártela bien por la sartén, tápalo y cuécelo 7-9 minutos a fuego medio-bajo (revísalo de vez en cuando). Cuando se haya dorado por la parte de abajo dale la vuelta con otra sartén o con un volteador de tortillas (o un plato grande) y cuécela otros 5-6 minutos por el otro lado, también tapada. Cuando se haya dorado también este lado apaga el fuego y déjala reposar 5 minutos.

Si la quieres más jugosa aún puedes añadir 1/2 tomate mediano a la mezcla líquida (y batirlo).

  1. Socca o fainá

Es un tipo de pan plano hecho con harina de garbanzo. Dependiendo de la región (Niza, Génova, Pisa, Cerdeña, etc.) puede tener mayor o menor grosor y diferentes tamaños. Es fácil de hacer, al horno, y se puede tomar como aperitivo.

  1. Pakoras. OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Las pakoras son verduras y hortalizas, generalmente cebolla, berenjena, coliflor, pimientos picantes, patatas y espinacas, rebozadas con una mezcla de harina de garbanzo y fritas, muy populares en la cocina hindú. Se suelen servir como aperitivo o plato complementario.

Receta:
Ingredientes:
Media coliflor pequeña
1 Ramillete pequeño de brócoli
1 Cebolla fresca mediana.
1 Pimiento rojo.
4 Hojas de col.
1 Ramillete de cilantro.
250 gr. de harina de garbanzo (22 cucharadas colmadas)
2 Vasos no muy llenos de agua.
1 Cucharada de semillas de mostaza
2 Cucharadas de zumo de limón.
1 Cucharada de curry.
1 Cucharada de Levadura.
Sal

Preparación:
Picamos en trozos muy pequeños (yo he utilizado la picadora) la coliflor, el brócoli y el pimiento rojo.
Cortamos en juliana muy fina la col y la cebolla. Reservamos.
Ponemos en un bol la harina de garbanzo, le añadimos las semillas de mostaza, el curry, la levadura y la sal. Mezclamos.
Le añadimos el agua, el zumo de limón y el cilantro bien picado?. Removemos bien hasta que no queden grumos. Debe quedar una masa suave.
Añadimos al bol con la masa la mezcla todas las verduras.
Freimos en aceite muy caliente ayudándonos de una cuchara. Están listas cuando se doren por ambos lados.
Se ponen antes en papel de cocina para quitar el exceso de aceite.

  1. Como ingrediente en hamburguesas, albóndigas, salchichas, milanesas veganas…
    Gracias a su textura esponjosa y ligante podemos usarla para masas como hamburguesas y albóndigas veganas, en combinación con el resto de ingredientes, para mejorar la textura haciéndola más cremosa.

5.Como espesante

Normalmente para espesar caldos, sopas, salsas y cremas se utiliza una harina o almidón, dependiendo de la textura que queramos conseguir. Con la harina de garbanzo podemos espesar igualmente todo tipo de líquidos simplemente mezclándola aparte con un poco de agua y añadiéndola a la preparación mientras se cuece. Igual que con el resto de harinas. El caldo o salsa nos quedará entre sedoso y cremoso, dependiendo de la cantidad de harina de garbanzo que usemos y del tiempo de cocción (cuanto más reduzca el agua, más espeso quedará). Si quieres eliminar el sabor a garbanzo, añade un poco de vinagre o zumo de limón.

  1. Para hacer rebozados
    Al igual que con las pakoras podemos usar la harina de garbanzo para hacer rebozados tiernos y jugosos en lugar de utilizar huevo. La mezcla de harina de garbanzo y agua ha de tener la misma consistencia que la del huevo (se puede hacer más o menos espesa dependiendo del tipo de rebozado) y se pueden añadir otras harinas para conseguir resultados más crujientes, por ejemplo harina de arroz o de trigo, y levadura o bicarbonato si queremos que el rebozado crezca al freírlo. Se puede usar como base para empanados (pasar por mezcla de harina de garbanzo en lugar de huevo antes de pasarlo por el pan rallado) y se le pueden añadir especias para darle más sabor.

También se puede utilizar como harina para rebozados en seco, como la cobertura previa a la líquida.

  1. Como ingrediente en panes y quiches

Al hacer panes caseros (barras, hogazas, pizza, etc.) podemos jugar mucho con los ingredientes. Podemos poner una parte de otra harina que no sea de trigo para darle otro sabor u otras propiedades que nos interesen, agregarle semillas, etc. La harina de garbanzo es un ingrediente interesante para los panes por su textura cremosa y el leve aroma a legumbre que nos deja en el pan recién hecho. Utiliza 1 parte de harina de garbanzo por cada 3 de harina de trigo (es decir, sustituye una parte de harina de trigo por la de garbanzo).

En las masas de quiche podemos incorporar la harina de garbanzo para lograr masas más suaves y tiernas. Al igual que en el caso de los panes, prueba a usar 1 parte de harina de garbanzo por cada 3 de harina de trigo.

  1. Para hacer snacks

En lugar de patatas fritas podemos aprovechar y hacer snacks a base de harina de garbanzo, muy fáciles, y muchos de ellos se pueden hacer al horno.

  1. Para hacer pasta
    Aunque la harina de garbanzo no tenga la elasticidad de otras harinas, especialmente las que contienen gluten, se puede utilizar para hacer pasta, sustituyendo una parte de la harina que estemos usando por harina de garbanzo, o utilizando ésta exclusivamente.
  2. Para hacer dulces
    Igual que en el caso de las tortillas y los panes, la harina de garbanzo nos dará una textura cremosa y esponjosa en preparaciones dulces, especialmente a la hora de hacer tortitas o crepes.

FUENTE : ecoportal.net/

 

Productos MIMASA

El sábado me pasé, ha hacer unas compritas por el Herbolario “Las Pleyades” por todos conocido como “el herbolario de Desi” y recogí un folleto sobre los productos de la casa MIMASA,  (cereales, misos, algas, proteína vegetal, raíces, y un montón de cosas mas que va a ir trayendo. Para que vayáis viendo todo lo que tiene esta marca os coloco el link a su pagina. Por cierto también tienen un buen recetario de comida veggie.

MIMASA

Y aquí os dejo la dire y el tel. de Pleyades.

  • HERBOLARIO PLEYADES
  • C/ Jaime II, 8
  • 03660 Novelda
    Alicante
  • Tel. 966197820

GLUCOSAMINA DE ORIGEN VEGETAL

 

artritis-y-artrosis

La Glucosamina vegetal es un producto innovador en Nutrición especializada, que constituye una fuente de alta concentración en Clorhidrato de Glucosamina.

La Glucosamina vegetal es un estupendo sustituto del cartílago de tiburón que se suele recetar para la los problemas de articulaciones, etc.

¿Cómo se obtiene la Glucosamina Vegetal?

Partiendo del maíz, y trabajando de acuerdo con la normativa GMP, el proceso lo convierte inicialmente en dextrosa que es fermentada como paso previo a la decisiva fase de extracción. De la Biomasa resultante y mediante un proceso de hidrólisis ácida se obtiene un producto terminado, la Glucosamina Vegetal que está concentrado al 98%.

El Clorhidrato de Glucosamina (HCl) resultante se diferencia de las otras fuentes (ej- Sulfato) por la alta cantidad de pureza en Glucosamina que aporta.

PARA TRATAR PROBLEMAS ARTICULARES

La práctica intensiva de un deporte produce un desgaste articular. El clorhidrato de D-Glucosamina es el ingrediente clave para mantener tendones, huesos, ligamentos y cartílagos en perfecto estado. No hay alimentos que contengan glucosamina, por lo que hemos de ingerirla por vía externa si queremos mantener en buen estado nuestras articulaciones.

La ingesta de glucosamina mantendrá una buena flexibilidad de las articulaciones y del tejido que une el sistema óseo, lo que produce una movilidad funcional indolora. Contiene glucosamina y condroitina en cantidades que clínicamente demostraron ayudar a proteger, lubricar y amortiguar cartílagos, junto con una alta concentración de manganeso y boro. La vitamina C ayuda a aumentar la absorción de la glucosamina.

BENEFICIOS PARA EL DEPORTISTA

Ayuda a mantener sano el tejido conectivo.

Ayuda a construir y mantener el colágeno entre las articulaciones.
Promueve importantes propiedades de absorción de golpes en los cartílagos y en las articulaciones.

Crea vínculos fuertes con otras moléculas en los cartílagos.
El manganeso, la glucosamina y la condroitina ayudan a tu cuerpo a construir y reparar cartílago.

El boro tiene una importante presencia en el mantenimiento de las articulaciones sanas.

—-

OSTEOARTRITIS EN RODILLA

Miles de enfermos reumáticos se pueden beneficiar de las más recientes conclusiones de un estudio norteamericano. La investigación, conducida en Institutos Públicos durante 24 semanas, consistió en la administración de dosis diarias distintas en 5 grupos de enfermos con osteartritis de la rodilla. Los grupos fueron suplementados con 1500 mg de glucosamina, 1200 mg de sulfato de condroitina, una combinación de ambas sustancias, 200 mg de anti-inflamatorio, y placebo. Al final del periodo, el grupo que se suplementó con combinación condroitina y glucosamina reveló un mayor alivio de dolor comparado con los restantes participantes. El estudio fue presentado en el Encuentro Anual del Colegio Americano de Reumatologia, una de las entidades de mayor prestigio en el mundo de la reumatología mundial.

Si hay dolor de rodillas es normal que con el pasar del tiempo el cartílago de las articulaciones empiece lentamente a degradarse, causando dolor y dificultando los movimientos. Las buenas noticias es que los investigadores descubrieron que existe una forma de revertir este proceso, estimulando los procesos biológicos responsables por la reparación del cartílago. Existen diferentes razones que explican los dolores en las articulaciones, una de ellas es la osteoartrosis que es la forma más común de dolor articular. El dolor resulta del desgaste de las ‘cojines’ de los cartílagos que protegen el hueso, lo que acaba por reducir la función de las articulaciones dado que los huesos se friccionan directamente uno en el otro, provocando dolor.
El sulfato de glucosamina previene la osteoatrosis

Es verdad que se puede recorrer a anti-inflamatorios o antibióticos para aliviar los dolores, sin embargo no es suficiente; la glucosamina se encuentra comercialmente disponible bajo tres formas pero la única forma que demostró tener efectos fiables fue el sulfato de glucosamina. La explicación es la siguiente: La glucosamina necesita del grupo sulfato (que contiene azufre) para funcionar.

El sulfato de glucosamina previene el desgaste del cartílago suministrando la materia prima necesaria al organismo para producir un cartílago articular saludable, suave y elástico. Además de eso alivia el dolor y la inflamación de la osteoartrosis y daños de las articulaciones, aumentando la producción de proteoglicanos hechos por el organismo (la materia prima del cartílago), trabando así el deterioro del cartílago y estimulando una nueva regeneración.

La combinación ideal – glucosamina y condroitina

¡Existen otras sustancias que estimulan la reconstrucción del cartílago, hablamos del sulfato de condroitina. La sinergia del sulfato de glucosamina con sulfato de condroitina potencia los resultados positivos en el tratamiento de la osteoartrosis a través del alivio del dolor, mejoría de la puesta en marcha de las articulaciones y estimulación de la síntesis del cartílago.
El sulfato de condroitina es la sustancia base del tejido conectivo

Los proteoglicanos son un grupo de proteínas que componen lo que son conocidos como la “sustancia base” del cartílago. Es esto que da a la articulación resistencia y elasticidad. El sulfato de condroitina, un glicosaminoglicano (CAG), es un tipo de proteoglicano con predominancia en la sustancia base de cartílago, huesos y vasos sanguíneos, como también aparece en otros tejidos conectivos.

En tubos de ensayo, el sulfato de condroitina mostró estimular la producción de cartílago e inhibir la acción de las enzimas que la destruye. Una experiencias clínica demostró que mejora la función motora de la articulación, reduciendo dolores e inflamaciones y una real reparación de la articulación degenerada, utilizando revelados en radiografías. La reparación incluyó una notable mejora del volumen y cantidad de la matriz conectiva de la articulación y del fluido sinovial.

Dentro de esta mejora, otros beneficios adicionales fueron observados. Durante un largo periodo de suplementación, se observó cambios en personas con arterosclerosis que permitió evitar la muerte por esta enfermedad cardiovascular que fue casi eliminada en los tratados. El sulfato de condroitina forma también la sustancia base de los vasos
sanguíneos.