Lunes sin carne

 

1439378976

Lunes Sin Carne es una campaña internacional que alienta a las personas a no comer carne los lunes para mejorar su salud y ayudar al planeta.

Miles de ciudadanos de todo el mundo se han sumado a los Lunes Sin Carne desde el año 2003, y actualmente todas las escuelas públicas de Los Angeles (EE.UU.) y el estado de Sao Paulo (Brasil) adhieren a la campaña. Además, grandes personalidades como Paul McCartney, Al Gore y Gwyneth Paltrow apoyan públicamente esta iniciativa.

Lunes Sin Carne es una campaña sin fines de lucro en la que cualquier persona puede participar: sólo debes eliminar todo tipo de carne de tu plato un día a la semana.

images-3

POR EL PLANETA

La ONU, a través de su Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), publicó el informe “La larga sombra del ganado” (2006), el cual determinó que el 18% de todos los gases de efecto invernadero a nivel mundial provienen de la industria ganadera. Esto supera incluso a todos los medios de transporte del planeta, y sitúa a la ganadería como el principal responsable del calentamiento global. Por eso, en un sólo día sin carne, cada persona reduce su huella de carbono en un 12%.

lunessincarne

En otro informe titulado “Enfrentando el cambio climático a través de la ganadería”(2013), queda claro que las medidas actuales de los gobiernos no son suficientes; con las actuales promesas de los países para reducir las emisiones de estos gases, no se logrará más que un tercio de las reducciones necesarias para impedir un aumento de 2 °C de la temperatura mundial antes de finales de 2020. Por eso es necesario que entre todos nos hagamos responsables del problema y cambiemos nuestros hábitos de consumo al menos un día a la semana.

Por otra parte, la cría de animales es una de las formas más ineficientes de producir alimentos. Para producir un kilo de carne, se utilizan entre 15 y 20 kilos de cereales, y 15.000 litros de agua. De esta forma, en un sólo Lunes Sin Carne puedes ahorrar el agua suficiente para 16  duchas.

POR LAS PERSONAS

Si para producir un kilo de carne se utilizan entre 15 y 20 kilos de cereales, ¿cuántas personas podrían alimentarse si estos alimentos fueran destinados a los seres humanos?

En el mundo, cada 15 segundos muere un niño por culpa de la desnutrición. Comer carne es un lujo, pero el problema es que hemos dejado de verlo como tal. Un kilo de carne alcanza para que coman sólo 4-5 personas, mientras que con 15 kilos de legumbres pueden alimentarse más de 200 personas.

picnic-con-la-vaca1

POR LOS ANIMALES

Se calcula que cada segundo mueren 2.000 animales en el mundo. Vacas, cerdos, pollos, peces y muchas otras especies capaces de sentir dolor, son exterminadas con la excusa de alimentarnos.

Por otra parte, científicos liderados por Stephen Hawking firmaron el año 2012 lo que se conoce como la “Declaración de Cambridge”, un texto que reconoce la existencia de conciencia en los animales.

Se calcula que cada vegetariano salva 95 vidas cada año, mientras que una persona que se suma a los Lunes Sin Carne salva 14 animales en 12 meses.

POR LA SALUD

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por problemas al corazón que por cualquier otra dificultad médica. Y el principal factor de riesgo es la alimentación.

Según un estudio de la prestiogiosa Universidad de Oxford, Inglaterra, quienes llevan una dieta vegetariana tienen un 32% menos de riesgos cardiovasculares. En este contexto, cada día sin carne de una semana disminuye en un 4,5% las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón.

 

Comer con las manos

 

comer_manos_blog_1

Un gran amigo de Facebook, me ha compartido esta reflexión y no voy a dejar la oportunidad de compartirla con todos.

Tenemos que empezar hacernos conscientes que somos un manantial de energía, que no solo recibe, si no que también emite y que esa energía que emitimos deja su impronta en aquello que trabajamos o que consumimos. Una de las cosas que provocaron la desconexión de la energía alimento de nosotros, fue a partir de la utilización de herramientas metálicas (cubiertos) para alimentarnos. Al eliminar el contacto con las manos evitaron que transmutáramos por contacto, los alimentos que consumíamos. Con la utilización de cubiertos metálicos o de plástico, no solo se evita el contacto con el alimento, si no que se evita que imprimamos con nuestra energía y trasmutemos ese alimento con nuestra impronta adecuándolo a nosotros y propiciando una mejor asimilación.

images

En oriente por el contrario, se usan herramientas de madera (palillos) que propician que fluya nuestra energía a través de ellos y mejorar el estado energético de ese alimento adecuándose automáticamente a nuestra polaridad. Algo que elimina cualquier tipo de escepticismo, es que los niños no precisan aprender a comer si lo hacen con las manos, ellos instintivamente usaran sus manos para llevarse el alimento a la boca y les costara adaptarse a la costumbre de usar herramientas para comer, algún demagogo tabernario dirá que ese instinto nos viene de cuando éramos monos… los que fueran monos, claro.

images (1)

El caso, es que introducimos energías en nuestro organismo, sin haberlas transmutado y adaptado a nuestra frecuencia previamente, ya sea a través del alimento, los líquidos o el aire, estamos siendo acosados constantemente por formas de energía incompatibles con nuestra frecuencia vibracional, lo que nos agota y nos termina enfermando.

images (2)

Estas energías densas y negativas no nos perjudicarían tanto si aprendiéramos a transmutarlas y adaptarlas a nuestra frecuencia vibracional. Nuestras emociones, son emitidas y recogidas por formas de energía material y transformadas por contacto por nuestra frecuencia energética, no quiero decir que comamos con las manos, esto socialmente no esta aceptado y acabaría por causarnos algún que otro problema, pero podemos etiquetar la comida o el recipiente donde tengamos el agua, podemos aplicar un sentimiento positivo antes de su consumo o cubrir ligeramente el plato con nuestras manos e inyectar nuestra energía en el. Tu intuición te dirá cual es la forma correcta y el modo por el cual operar a la hora de consumir energía.

“El Karma de Comer Animales” Guillermo Cazenave en II Congreso Alimentación Consciente

Conocí a Guillermo Cazenave hace muchos años a través de unas grabaciones de música para relajación, mas tarde tuve la oportunidad de interactuar con el a través de sus boletines mensuales sobre toda clase de temas vistos por su particular mirada. Esta vez os dejo una conferencia sobre el karma en la alimentación que por lo menos a mi me pareció muy interesante.

Si deseais conocer a Guillermo Cazenave algo mas os dejo su web. Guillermo Cazenave

Comer conscientemente 1ª parte

Cuando decidí cambiar mi dieta por la vegetariana, no solo cambié la dieta, sino también la manera de vivir ese cambio. Tuve la suerte de que llegara a mis manos unas técnicas maravillosas sobre como aprender a comer y vivir esta experiencia desde una manera interior, tal vez por mi educación espiritual me sentí integrada rápidamente en este sistema de vivir la comida. Hoy traigo a este trabajo no como forma de convencer a nadie sobre los beneficios de la dieta vegetariana, que las tiene, sino porque le será beneficioso a quien le pueda interesar.

COMER CONSCIENTEMENTE por Karma Yeshe Drolma

1ª parte.

¿Después de ver el titulo, has seguido leyendo?…Seguro que quieres tener más paz y felicidad en tu vida. Creo que te gustará seguir leyendo, porque quiere decir que tienes el valor y el sabor de cuestionarte qué significan “Comida” y “Consciencia”. Aprender a comer y vivir tranquilamente es clave para disfrutar de una vida sana y en paz. Una visión yóguica sobre la nutrición y la dieta es que debemos comer el máximo de comida fresca, orgánica (ecológica) y viva posible, evitando causar sufrimiento a cualquier ser…¡incluyéndonos a nosotros mismos!

Tres cuartas partes del mundo pasan hambre y un tercio está sobrealimentado. Tenemos dos epidemias: el hambre y la obesidad. Comer demasiado mal y no moverse es algo que está matando a nuestra sociedad. Empezamos cada año dietas y programas de adelgazamiento: el mundo gasta cada año unos 50 billones en perder peso para poder sentirse mejor consigo mismo mientras la otra parte de la humanidad necesita esa comida para sobrevivir o simplemente para vivir un poco mejor.

Muchos estamos sometidos al ciclo del deseo, la culpa y la vergüenza. Pasamos horas y horas preocupados por todo, contando los minutos que nos faltan por vivir, sin tiempo para hacer ejercicio, desconectados de las acciones cotidianas que conforman nuestra vida.
Presentamos este texto con la intención de abrir algunos artículos con ideas y herramientas prácticas e incluyendo un plan personalizado que nos ayude a marcar objetivos nutricionales y un plan sobre vida consciente. Vamos a conocer algunas de las causas-raiz que nos pueden guiar en la transformación de nuestra alimentación.

“Comer Conscientemente” pretende mostrarnos, de manera fácil, cómo llevar la práctica de la meditación a la alimentación e integrar el yoga y el movimiento en todas las áreas de nuestra vida. Ser consciente y presente es parte de nuestro estado natural original.

El señor y el valor de la consciencia en el alimento

Comer conscientemente es una sensación de plenitud:

*Nos sentamos bien, con la espalda recta.
* Somos conscientes de las personas que nos acompañan en la mesa.
* Somos conscientes de la comida que hay en nuestros platos.
* Somos conscientes de nuestra respiración y hacemos del conjunto una práctica plena.

Cada bocado de comida es una partícula del cosmos; cuando tomamos una pieza de fruta o un guisante, lo vemos sólo medio segundo antes de meterlo en nuestra boca. Cuando comemos conscientemente miramos con atención la zanahoria o la ensalada y tratamos de reconocerla como un trozo de universo.
Sólo tardamos una fracción de segundo en engullirla sin pensar y una eternidad en comprender nuestros vínculos profundos con ella.
Cuando somos conscientes de la vida, en general somos conscientes también de que todo lo que tenemos en este momento es algo que plantamos en el pasado. Todo lo que tenemos en el plato en realidad lo estamos recogiendo y al ponerlo en nuestra boca, lo que estamos incorporando a nuestro cuerpo es mucho mas que alimento.
Y cuando miramos una zanahoria o un guisante, podemos ver todo el cosmos en ellas. El sol que lo hizo crecer, la tierra de la que surgieron, el agua que los regó…Vemos que el cosmos ha venido a nuestro plato para servirnos de alimento. Si además sonreímos antes de ponerlo en nuestra boca, agradecemos: ¡mucho mejor!.
“No pongas nada en tu boca antes de meditar en ello… igual que harías con tus proyectos, preocupaciones o tus miedos, solo hay que ser conscientes antes de poner el alimento en la boca”.
“No mastiques tus proyectos, ni tus ideas, ni tus preocupaciones, ni tus expectativas…¡mastica sólo la zanahoria!” Procura ser capaz de vivir, vivir el momento presente, e aquí y ahora. Es simple pero se necesita un entrenamiento profundo para disfrutar sólo de este trozo de zanahoria. Esto es el milagro.

Energía y alimentación

Chinese-Food-Therapy-300x224

Lo que se introduce al cuerpo por la boca es tan significativo como lo que se experimenta o entra a través de ojos, orejas y nariz. La comida no es sólo calorías. Es materia, energía condensada que se quema dentro del cuerpo para servir de combustible. Ha sido utilizada en todo el mundo, a lo largo del tiempo, como medicina e incluso como conducto de elemento de espiritualidad.

Existen varias maneras de comprender que los alimentos tienen un significado más profundo. En antropología, una explicación de por qué los caníbales se comían a sus enemigos era que de ese modo se apropiaban de su fortaleza. Los nativos estadounidenses buscaban plantas particulares con el fin de absorber su energía. La ayurveda, medicina hindú tradicional, usa los alimentos como medicina.

Un destacado practicante ayúrvedico en Occidente, el doctor Vashant lad, describe los poderes espirituales y energéticos de los alimentos: “La energía creativa en la comida es Brahma; la energía nutritiva en la comida es Vishnu; la transformación de la comida en conciencia pura es Shiva; Si sabes esto, nunca incorporarás impureza alguna que haya en tu comida”.

La idea cristiana de que el espíritu puede ser transmitido como materia es destacada en la comunión del pan y el vino. El pan y el vino representan el cuerpo y la sangre de Cristo, que el comulgante absorbe. Las sustancias físicas se trasmiten por asociación e intención, como escribió el poeta John Mansfield en Pompeya la Grande.

De maíz el pan sagrado
al hombre ha alimentado,
pan santo alimento de luz
misericordioso Jesús.

Hay distintas opiniones acerca de si el pan se convierte literalmente en el cuerpo físico de Cristo o si representa simbólicamente a Cristo o por añadidura, a la comunidad de Dios. La idea central sigue siendo que el alimento representa -y contiene poder- más de lo que es.

En la practica budista, píldoras especiales conocidas como ámrita, o dudtsi, desempeñan una función similar. El ámrita es preparado al mezclar sustancias consideradas preciosas, entre las que a menudo hay joyas y hierbas, y luego se pronuncian mantras sobre ella para darle los poderes invocados por ese particular mantra. Estas píldoras se dan como una forma de bendición al final se dan ceremonias, retiros y otras ocasiones.

Como toda la materia, al alimento le afectan los elementos que se incorporan en su preparación y las circunstancias que contribuyen a su existencia. Por esta razón, considero que los alimentos cultivados en casa son más fáciles de digerir, pues sus vibraciones son las mismas que las del ambiente y la comunidad propios.

La teoría macrobiótica evita los alimentos importados de muy lejos (particularmente si provienen de un lugar directamente al norte o sur) La teoría macrobiótica nos previene también en contra de alimentos ingeridos fuera de temporada, debido a la idea de que el cuerpo es parte de un todo e incluye todos los aspectos del ambiente, como la estación del año. Promover el mayor grado de armonía significa equilibrar el cuerpo con el ambiente. Por ejemplo, si alguien vive en Boston y come duraznos sudafricanos en diciembre, fuerza su cuerpo a asimilar un complejo patrón de vibraciones. Las condiciones de la siembra, de la cosecha y de la preparación de la comida también son relevantes. La superioridad moral de una dieta vegetariana no es algo automático. En charlas impartidas en Londres entre 1084 y 1086, el Dalai Lama expresó que creía que el vegetarianismo es algo admirable y su apreciación de que el número de vegetarianos está aumentando, pero reveló que después de contraer una severa ictericia, su médico le prescribió que dejara el vegetarianismo. Sostiene que, bajo ciertas circunstancias, es necesaria una dieta que incluya carne.

Tanto el ayurveda como la teoría macrobiótica de la alimentación asignan un papel a los productos animales como alimento. Es claro que circunstancias personales determinan este asunto para la energía de los cadáveres de animales de granjas industrializadas debe reflejar algo de su existencia que es absorbido al comerlos. Comer alimentos sembrados, cultivados, cocinados y preparados con cariño y en un entorno amoroso proporciona siempre la mejor nutrición. También el color de un alimento es importante.

Michal Levin
Meditación, el camino al yo interior