¿Por qué a veces se engorda al hacerse vegetariano?

 

Cuando cambié mi dieta por la vegetariana comencé a engordar, me preguntaban como era posible que siendo vegetariana engordará, y yo también lo hacía, hasta que encontré este articulo que me ayudó a entenderlo.

verduras engordan 1

Una pregunta que se hacen habitualmente algunas de las personas que cambian a una alimentación vegetariana. Algunos de ellos, con sorpresa observan que, si bien su alimentación parece que se ha vuelto más saludable, ellos han aumentado de peso, lo que parece una contradicción.

Por la herencia de las famosas dietas de adelgazamiento de tipo hiper-proteico, se considera que los hidratos de carbono son los responsables de este aumento de peso. Ciertamente en la alimentación vegetariana, se consumen menos proteínas y más hidratos de carbono que en una alimentación omnívora, sobre todo menos proteínas de origen animal. Pero esta no suele ser la causa del aumento de peso.

Es bastante frecuente que cuando una persona se inicia en la dieta vegetariana, una dieta vegetariana clásica con huevos y lácteos, aumente sin darse cuenta su consumo de grasas.

Aunque también habría que descartar un cambio de tipo hormonal o en el estilo de vida (disminución de la actividad física), vengo observando que las personas que se inician en la dieta vegetariana ingieren más cantidades de alimentos de las que necesitan. Con ellas, una mayor cantidad de grasas, que provienen fundamentalmente de los lácteos. También puede suceder la sensación de hinchazón abdominal por el cambio intestinal que supone un aumento en la ingesta de fibra, pero esto desaparece con el tiempo, cuando el organismo se habitúa.

Los nuevos vegetarianos que suben de peso, a menudo incorporan alimentos muy interesantes en su dieta, pero el problema es que los mezclan y los ponen todos a la vez y en todas las comidas, sobrecargando la alimentación. Por los mitos que existen relacionados con la alimentación vegetariana, aún hoy en el siglo XXI, muchos nuevos vegetarianos tienen miedo de no ingerir todos los nutrientes que necesitan. En muchos casos se tiene miedo a no ingerir las proteínas necesarias, y se recurre al queso de forma habitual, con idea de suplir esta carencia, que por otro lado, es inexistente.

Me resulta simpático que un vegetariano tenga que preocuparse por alimentarse bien y un omnívoro no. Continúan existiendo muchas ficciones sobre la alimentación vegetariana. Parece que hay que ser un experto en nutrición para poder alimentarse de vegetales y hacer “malabarismos” para que nuestra salud no se resienta.

Pero no es verdad. Se puede ser vegetariano y sentirse relajado respecto a la alimentación. Y esto se consigue estando bien informado y practicando, igual que cuando se aprende a conducir. Hay que saberse la teoría y luego llevarlo a la práctica personal de cada uno.

Para las personas que enfocamos la nutrición desde un punto de vista natural, los alimentos verdaderamente valiosos no son los que contienen muchos nutrientes, sino los que se digieren con facilidad, menos densos y más ricos en agua. Porque ingestión no significa absorción, y la absorción depende de una correcta digestión y metabolización de lo ingerido.

¿Cuál es el truco? Comer variado, pero no es necesario hacerlo en la misma comida, sino por ejemplo, a lo largo de la semana; de hecho, las mezclas excesivas en la misma comida son las que comprometen principalmente la digestión y el metabolismo.

Los alimentos vegetarianos puros, frescos y naturales, como las verduras de hoja verde o las hortalizas, no sobrecargan nuestro sistema digestivo, y no nos desgastan.

Por otra parte, quiero mencionar que todos los nutrientes que se necesitan están en el reino vegetal. El único nutriente que sólo se encuentra con facilidad en productos animales es la B12. Si ocasionalmente se toman huevos y/o lácteos o miel, ahí la tenemos. Un vegano estricto, que nunca tome subproductos animales, puede tomar de vez en cuando un complejo de vitaminas del grupo B (no sólo la B12 aislada, para favorecer su asimilación).

De lo que se trata es de seguir una alimentación variada, de este modo, nos beneficiaremos de lo que aportan todos los alimentos vegetarianos. No es necesario aumentar las cantidades, ni tomar suplementos si se está sano, ni combinar aminoácidos en la misma comida,… todo eso son mitos que se han ido superando a medida que el número de vegetarianos ha ido en aumento y se conoce más sobre ello.

Es interesante conocer que ingredientes como el café, el té, el alcohol y el tabaco, actúan como inhibidores de la absorción de otras sustancias que necesitamos para funcionar correctamente. O que el hierro que procede de fuentes vegetales, se absorbe mejor en presencia de vitamina C.

Los alimentos vegetales que contienen más calcio son el sésamo (se asimila especialmente bien triturado, en forma de pasta de sésamo o tahini) y las algas. Además no llevan grasa saturada ni proteína animal como la leche. La proteína animal o la leche, son sustancias acidificantes de la sangre. Para alcalinizar la sangre acidificada, el cuerpo usaría sus reservas de calcio, procedente de los dientes y los huesos, por eso beber leche de animales para evitar carencias de calcio (osteoporosis), produce el efecto contrario. Aunque la leche es rica en calcio, también es rica en proteína animal, y ésta es la causa de que su ingesta exagerada produzca descalcificación.

Una vegetariana embarazada o alguien vegetariano que esté pasando por una etapa de estrés físico o mental, debe descansar más y comer alimentos lo más variados y frescos que pueda; recurrir a la carne o tomar lácteos en exceso, al margen de sus connotaciones éticas, no es necesario, es contraproducente.

El vegetariano que se refleje en este artículo y quiera adelgazar, bastará con que haga pocas mezclas de alimentos densos en sus comidas, con que minimice o elimine su consumo de lácteos, y que aumente la cantidad de verduras y hortalizas frescas; al fin y al cabo, lo que ha elegido comer un vegetariano son, precisamente, vegetales.

Ana Moreno

Naturópata y profesora del Instituto de Estudios Naturales El Vergel.

www.elvergelecologico.com

 

GLUCOSAMINA DE ORIGEN VEGETAL

 

artritis-y-artrosis

La Glucosamina vegetal es un producto innovador en Nutrición especializada, que constituye una fuente de alta concentración en Clorhidrato de Glucosamina.

La Glucosamina vegetal es un estupendo sustituto del cartílago de tiburón que se suele recetar para la los problemas de articulaciones, etc.

¿Cómo se obtiene la Glucosamina Vegetal?

Partiendo del maíz, y trabajando de acuerdo con la normativa GMP, el proceso lo convierte inicialmente en dextrosa que es fermentada como paso previo a la decisiva fase de extracción. De la Biomasa resultante y mediante un proceso de hidrólisis ácida se obtiene un producto terminado, la Glucosamina Vegetal que está concentrado al 98%.

El Clorhidrato de Glucosamina (HCl) resultante se diferencia de las otras fuentes (ej- Sulfato) por la alta cantidad de pureza en Glucosamina que aporta.

PARA TRATAR PROBLEMAS ARTICULARES

La práctica intensiva de un deporte produce un desgaste articular. El clorhidrato de D-Glucosamina es el ingrediente clave para mantener tendones, huesos, ligamentos y cartílagos en perfecto estado. No hay alimentos que contengan glucosamina, por lo que hemos de ingerirla por vía externa si queremos mantener en buen estado nuestras articulaciones.

La ingesta de glucosamina mantendrá una buena flexibilidad de las articulaciones y del tejido que une el sistema óseo, lo que produce una movilidad funcional indolora. Contiene glucosamina y condroitina en cantidades que clínicamente demostraron ayudar a proteger, lubricar y amortiguar cartílagos, junto con una alta concentración de manganeso y boro. La vitamina C ayuda a aumentar la absorción de la glucosamina.

BENEFICIOS PARA EL DEPORTISTA

Ayuda a mantener sano el tejido conectivo.

Ayuda a construir y mantener el colágeno entre las articulaciones.
Promueve importantes propiedades de absorción de golpes en los cartílagos y en las articulaciones.

Crea vínculos fuertes con otras moléculas en los cartílagos.
El manganeso, la glucosamina y la condroitina ayudan a tu cuerpo a construir y reparar cartílago.

El boro tiene una importante presencia en el mantenimiento de las articulaciones sanas.

—-

OSTEOARTRITIS EN RODILLA

Miles de enfermos reumáticos se pueden beneficiar de las más recientes conclusiones de un estudio norteamericano. La investigación, conducida en Institutos Públicos durante 24 semanas, consistió en la administración de dosis diarias distintas en 5 grupos de enfermos con osteartritis de la rodilla. Los grupos fueron suplementados con 1500 mg de glucosamina, 1200 mg de sulfato de condroitina, una combinación de ambas sustancias, 200 mg de anti-inflamatorio, y placebo. Al final del periodo, el grupo que se suplementó con combinación condroitina y glucosamina reveló un mayor alivio de dolor comparado con los restantes participantes. El estudio fue presentado en el Encuentro Anual del Colegio Americano de Reumatologia, una de las entidades de mayor prestigio en el mundo de la reumatología mundial.

Si hay dolor de rodillas es normal que con el pasar del tiempo el cartílago de las articulaciones empiece lentamente a degradarse, causando dolor y dificultando los movimientos. Las buenas noticias es que los investigadores descubrieron que existe una forma de revertir este proceso, estimulando los procesos biológicos responsables por la reparación del cartílago. Existen diferentes razones que explican los dolores en las articulaciones, una de ellas es la osteoartrosis que es la forma más común de dolor articular. El dolor resulta del desgaste de las ‘cojines’ de los cartílagos que protegen el hueso, lo que acaba por reducir la función de las articulaciones dado que los huesos se friccionan directamente uno en el otro, provocando dolor.
El sulfato de glucosamina previene la osteoatrosis

Es verdad que se puede recorrer a anti-inflamatorios o antibióticos para aliviar los dolores, sin embargo no es suficiente; la glucosamina se encuentra comercialmente disponible bajo tres formas pero la única forma que demostró tener efectos fiables fue el sulfato de glucosamina. La explicación es la siguiente: La glucosamina necesita del grupo sulfato (que contiene azufre) para funcionar.

El sulfato de glucosamina previene el desgaste del cartílago suministrando la materia prima necesaria al organismo para producir un cartílago articular saludable, suave y elástico. Además de eso alivia el dolor y la inflamación de la osteoartrosis y daños de las articulaciones, aumentando la producción de proteoglicanos hechos por el organismo (la materia prima del cartílago), trabando así el deterioro del cartílago y estimulando una nueva regeneración.

La combinación ideal – glucosamina y condroitina

¡Existen otras sustancias que estimulan la reconstrucción del cartílago, hablamos del sulfato de condroitina. La sinergia del sulfato de glucosamina con sulfato de condroitina potencia los resultados positivos en el tratamiento de la osteoartrosis a través del alivio del dolor, mejoría de la puesta en marcha de las articulaciones y estimulación de la síntesis del cartílago.
El sulfato de condroitina es la sustancia base del tejido conectivo

Los proteoglicanos son un grupo de proteínas que componen lo que son conocidos como la “sustancia base” del cartílago. Es esto que da a la articulación resistencia y elasticidad. El sulfato de condroitina, un glicosaminoglicano (CAG), es un tipo de proteoglicano con predominancia en la sustancia base de cartílago, huesos y vasos sanguíneos, como también aparece en otros tejidos conectivos.

En tubos de ensayo, el sulfato de condroitina mostró estimular la producción de cartílago e inhibir la acción de las enzimas que la destruye. Una experiencias clínica demostró que mejora la función motora de la articulación, reduciendo dolores e inflamaciones y una real reparación de la articulación degenerada, utilizando revelados en radiografías. La reparación incluyó una notable mejora del volumen y cantidad de la matriz conectiva de la articulación y del fluido sinovial.

Dentro de esta mejora, otros beneficios adicionales fueron observados. Durante un largo periodo de suplementación, se observó cambios en personas con arterosclerosis que permitió evitar la muerte por esta enfermedad cardiovascular que fue casi eliminada en los tratados. El sulfato de condroitina forma también la sustancia base de los vasos
sanguíneos.