¿Por qué a veces se engorda al hacerse vegetariano?

 

Cuando cambié mi dieta por la vegetariana comencé a engordar, me preguntaban como era posible que siendo vegetariana engordará, y yo también lo hacía, hasta que encontré este articulo que me ayudó a entenderlo.

verduras engordan 1

Una pregunta que se hacen habitualmente algunas de las personas que cambian a una alimentación vegetariana. Algunos de ellos, con sorpresa observan que, si bien su alimentación parece que se ha vuelto más saludable, ellos han aumentado de peso, lo que parece una contradicción.

Por la herencia de las famosas dietas de adelgazamiento de tipo hiper-proteico, se considera que los hidratos de carbono son los responsables de este aumento de peso. Ciertamente en la alimentación vegetariana, se consumen menos proteínas y más hidratos de carbono que en una alimentación omnívora, sobre todo menos proteínas de origen animal. Pero esta no suele ser la causa del aumento de peso.

Es bastante frecuente que cuando una persona se inicia en la dieta vegetariana, una dieta vegetariana clásica con huevos y lácteos, aumente sin darse cuenta su consumo de grasas.

Aunque también habría que descartar un cambio de tipo hormonal o en el estilo de vida (disminución de la actividad física), vengo observando que las personas que se inician en la dieta vegetariana ingieren más cantidades de alimentos de las que necesitan. Con ellas, una mayor cantidad de grasas, que provienen fundamentalmente de los lácteos. También puede suceder la sensación de hinchazón abdominal por el cambio intestinal que supone un aumento en la ingesta de fibra, pero esto desaparece con el tiempo, cuando el organismo se habitúa.

Los nuevos vegetarianos que suben de peso, a menudo incorporan alimentos muy interesantes en su dieta, pero el problema es que los mezclan y los ponen todos a la vez y en todas las comidas, sobrecargando la alimentación. Por los mitos que existen relacionados con la alimentación vegetariana, aún hoy en el siglo XXI, muchos nuevos vegetarianos tienen miedo de no ingerir todos los nutrientes que necesitan. En muchos casos se tiene miedo a no ingerir las proteínas necesarias, y se recurre al queso de forma habitual, con idea de suplir esta carencia, que por otro lado, es inexistente.

Me resulta simpático que un vegetariano tenga que preocuparse por alimentarse bien y un omnívoro no. Continúan existiendo muchas ficciones sobre la alimentación vegetariana. Parece que hay que ser un experto en nutrición para poder alimentarse de vegetales y hacer “malabarismos” para que nuestra salud no se resienta.

Pero no es verdad. Se puede ser vegetariano y sentirse relajado respecto a la alimentación. Y esto se consigue estando bien informado y practicando, igual que cuando se aprende a conducir. Hay que saberse la teoría y luego llevarlo a la práctica personal de cada uno.

Para las personas que enfocamos la nutrición desde un punto de vista natural, los alimentos verdaderamente valiosos no son los que contienen muchos nutrientes, sino los que se digieren con facilidad, menos densos y más ricos en agua. Porque ingestión no significa absorción, y la absorción depende de una correcta digestión y metabolización de lo ingerido.

¿Cuál es el truco? Comer variado, pero no es necesario hacerlo en la misma comida, sino por ejemplo, a lo largo de la semana; de hecho, las mezclas excesivas en la misma comida son las que comprometen principalmente la digestión y el metabolismo.

Los alimentos vegetarianos puros, frescos y naturales, como las verduras de hoja verde o las hortalizas, no sobrecargan nuestro sistema digestivo, y no nos desgastan.

Por otra parte, quiero mencionar que todos los nutrientes que se necesitan están en el reino vegetal. El único nutriente que sólo se encuentra con facilidad en productos animales es la B12. Si ocasionalmente se toman huevos y/o lácteos o miel, ahí la tenemos. Un vegano estricto, que nunca tome subproductos animales, puede tomar de vez en cuando un complejo de vitaminas del grupo B (no sólo la B12 aislada, para favorecer su asimilación).

De lo que se trata es de seguir una alimentación variada, de este modo, nos beneficiaremos de lo que aportan todos los alimentos vegetarianos. No es necesario aumentar las cantidades, ni tomar suplementos si se está sano, ni combinar aminoácidos en la misma comida,… todo eso son mitos que se han ido superando a medida que el número de vegetarianos ha ido en aumento y se conoce más sobre ello.

Es interesante conocer que ingredientes como el café, el té, el alcohol y el tabaco, actúan como inhibidores de la absorción de otras sustancias que necesitamos para funcionar correctamente. O que el hierro que procede de fuentes vegetales, se absorbe mejor en presencia de vitamina C.

Los alimentos vegetales que contienen más calcio son el sésamo (se asimila especialmente bien triturado, en forma de pasta de sésamo o tahini) y las algas. Además no llevan grasa saturada ni proteína animal como la leche. La proteína animal o la leche, son sustancias acidificantes de la sangre. Para alcalinizar la sangre acidificada, el cuerpo usaría sus reservas de calcio, procedente de los dientes y los huesos, por eso beber leche de animales para evitar carencias de calcio (osteoporosis), produce el efecto contrario. Aunque la leche es rica en calcio, también es rica en proteína animal, y ésta es la causa de que su ingesta exagerada produzca descalcificación.

Una vegetariana embarazada o alguien vegetariano que esté pasando por una etapa de estrés físico o mental, debe descansar más y comer alimentos lo más variados y frescos que pueda; recurrir a la carne o tomar lácteos en exceso, al margen de sus connotaciones éticas, no es necesario, es contraproducente.

El vegetariano que se refleje en este artículo y quiera adelgazar, bastará con que haga pocas mezclas de alimentos densos en sus comidas, con que minimice o elimine su consumo de lácteos, y que aumente la cantidad de verduras y hortalizas frescas; al fin y al cabo, lo que ha elegido comer un vegetariano son, precisamente, vegetales.

Ana Moreno

Naturópata y profesora del Instituto de Estudios Naturales El Vergel.

www.elvergelecologico.com

 

Anuncios

Vegan fest 2016

 

Ya tenemos fecha para el vegan fest de este año.

El motivo de este festival es dar a conocer el veganismo, informar a la gente del maltrato animal, de la sociedad especista en la que vivimos y cómo y por que debemos cambiarlo y erradicarlo.
Por eso, en el festival han invitado a muchas personalidades que nos pueden hablar de ello desde muchas perspectivas distintas. Pero también habrán decenas de puestos de asociaciones que cada dia hacen una labor encomiable. Un trabajo que no se ve y a veces no se valora. Difundir el veganismo, salvar vidas, darle dignidad a los animales, buscarles un hogar, proteger la naturaleza, eso tiene mucho merito y es lo conlleva tiempo y desgraciadamente, dinero, el cual no poseen, ya que  funcionan a base de donativos, venta de objetos, mercadillos, etc.
El mito de “comelechugas” es para los cerrados de mente.
¿Que vegetariano o vegano se limita a comer hoja verde y tomate a estas alturas? ¿Acaso no tenemos una alimentación variada? ¿Nos privamos de algo? ¿No nos hemos vuelto unas cracks en la cocina?
Evidentemente las verduras, las frutas, los cereales, las legumbres… son la base de nuestra alimentación, pero también muchos de nosotros comemos, hamburguesas, buenas pizzas, fajitas, arroces, guisos incluso calamares y bocatas de tortilla.
Nos encanta comer sin sufrimiento. Nos gusta comer sabroso.
Este año el lema es “Ya se les pasará la tontería. Decian”

¿Os imagináis que hubiera sido de la historia si todas aquellas personas que la marcaron hubieran hecho caso a los que les tachaban de locos? La ciencia, la sociedad, la tecnología, … el ahora no existiría tal y como lo conocemos. Por eso…

Nunca dejéis de perseguir un sueño.
Nunca dejéis de luchar por vuestros ideales.
Nunca dejéis que nadie os diga que algo es imposible.

GO VEGAN!

El otro lado de la mesa

c9ad6744bc0665a4e267aa9aade514ed

“Los que comen carne a este lado y los vegetarianos al otro lado de la mesa”, sí, así son nuestras comidas familiares. Recuerdo mi primera comida familiar como vegetariana, cuando anunciamos mi hija mayor y yo que nos habíamos hecho vegetarianas, el revuelo que se armó, los típicos comentarios, que si las proteínas, que si la chiquilla está en fase de crecimiento, y montones de etcs. De eso hace cinco años. Pedimos que se incluyeran en los menús algún plato para nosotras, pero ha sido imposible, así que la opción era llevarnos nuestra propia comida. Pero la vida que siempre es generosa, quiso que este lado de la mesa se fuera ampliando, siguiéndonos mi hermana, su peque, mas tarde su marido y por último mi hija menor, ¡que buena pandilla!. Nuestros menús siempre han de llevar comida de más porque al final siempre hay alguien del otro lado que quiere probar.

Durante este tiempo hemos estado pasándonos información sobre productos, lugares donde compararlos, recetas, novedades, tags, lugares donde comer y cenar casi siempre centrados en nuestra ciudad Novelda en la provincia de Alicante. Sabemos que aquí hay bastante gente vegetariana y vegana, por lo que hemos decidido recopilar y compartir lo aprendido y lo que vayamos descubriendo en este blog.

¿Quién será el próximo en pasarse al otro lado de la mesa?